Natalia quería que creáramos un espacio para ella, donde poder estar a su aire en su finca familiar de tres plantas en Ondara (Alicante). Y el resultado es esta sala de estar, que combina cocina y salón, con vistas al Montgó, a la Sierra de Segaria y al Mediterráneo, en el último piso de su casa. Aquí disfruta ahora de momentos para ella misma y de esa sensación de estar de vacaciones pero en su propia casa.

¿Su inspiración? Santorini. Por eso empleamos el turquesa como hilo conductor, con pequeños detalles en los muebles existentes, materiales naturales como la rafia para aligerar el espacio o lino blanco para el sofá tipo chaiselongue del que se enamoró en nuestro estudio nada más verlo. En las paredes, cuadros de Mensin, artista afincada en Denia que trabaja mucho las texturas con una clara influencia del mar.

Casa privada inspirada en Santorini
Casa privada inspirada en Santorini
Casa privada inspirada en Santorini
Casa privada inspirada en Santorini
Casa privada inspirada en Santorini
Casa privada inspirada en Santorini
Casa privada inspirada en Santorini